Soñadores “poco realistas” de Haruki Murakami

El 9 de junio de 2011 el escritor japonés Haruki Murakami (村上 春樹 Murakami Haruki) recibió el Premio Internacional de Cataluña 2011. En su discurso de aceptación habló sobre qué significa ser japonés, sobre la naturaleza y su fuerza, sobre la impermanencia del todo, sobre el “poder tecnológico” de Japón, sobre la crisis de energía actual, sobre las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, sobre el desastre de Fukushima, sobre el comportamiento humano, sobre economía y política, y por encima de todo sobre ética. Sobre la necesidad de quitarnos el miedo y convertirnos en “soñadores poco realistas”.

Os dejamos el DISCURSO COMPLETO DE HARUKI MURAKAMI (gracias a nuestros amigos de Drosophila) y unas pocas palabras sacadas del mismo:

En japonés tenemos una palabra, “mujô” (無常), que sirve para designar el hecho de que no hay nada que sea permanente, que no hay ningún estado que dure para siempre.

Se podría decir que esta idea de que “todo pasa” implica una especie de resignación ante el mundo, la aceptación que al final el hombre no saca nada de oponerse al curso de la naturaleza. Sin embargo, los japoneses hemos sabido encontrar una forma de belleza dentro de esta resignación.

Hoy, 66 años después del lanzamiento de las bombas atómicas, la planta número uno de la central de Fukushima ya hace tres meses que libera radiación y contamina la tierra, el mar y el aire de su alrededor. Todavía no hay nadie que sepa cómo pararlo. Esta es la segunda gran desgracia nuclear que los japoneses sufrimos en nuestra historia, pero esta vez no es que nadie nos haya echado ninguna bomba atómica. Nos lo hemos buscado los mismos japoneses, hemos cometido el error con nuestras manos, hemos hecho mal en nuestro país, hemos destruido nuestra propia vida.

¿Por qué ha pasado esto? ¿Dónde está el rechazo por la energía nuclear que habíamos mostrado desde del final de la Segunda Guerra Mundial? Qué es lo que ha dañado y corrompido la sociedad rica y pacífica que hemos intentado construir todos estos años? El motivo es bien sencillo. La “eficiencia”.

Y, una vez llegados a este punto, ya no hay marcha atrás. Ya es un hecho consumado. A la gente que tiene miedo de la producción de energía nuclear se les pregunta amenazadoramente que si no les importa que no haya suficiente electricidad. E incluso entre los ciudadanos se extiende la sensación de que no queda más remedio que depender de la energía nuclear. En Japón hay mucha humedad, y no poder encender el aire acondicionado en verano es casi una tortura. A la gente que pone en duda la energía nuclear se les cuelga la etiqueta de “soñadores poco realistas “.

Pienso que sería fantástico que tanto ustedes como nosotros, tanto en Cataluña como en Japón, pudiéramos ser unos “soñadores poco realistas” y pudiéramos formar una “comunidad espiritual “abierta, que supere fronteras y culturas. Pienso que podría ser un buen punto de partida para la regeneración después de los varios desastres y de los ataques terroristas terriblemente trágicos que hemos vivido estos últimos años. No debemos tener miedo de soñar. No hay que dejarse atrapar por los perros de los desastres que se presentan con el nombre de “eficiencia” y “conveniencia”. Debemos ser unos “soñadores poco realistas” que avancen con paso firme. Los humanos nos morimos y desaparecemos. Pero la humanidad perdura. Es algo que se va heredando indefinidamente. Por encima de todo, tenemos que creer en la fuerza de la humanidad.

Anuncios


¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s